Buscar este blog

viernes, 22 de febrero de 2013

Experimentando la experiencia con Javier Baena



La Arqueología Experimental, a pesar de ser un método tan novedoso, se hace, sobre todo a partir de las últimas décadas, totalmente necesario en el ámbito arqueológico, lo cual, es necesario que conozcan tanto los especialistas como los estudiantes de otros ámbitos, de tal forma que abandonen la idea clásica de la Arqueología.
Esta tarde hemos asistido a la última conferencia de las Jornadas de ArqueoBiología que han tenido lugar en la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma. En ella, Javier Baena, catedrático de dicha Universidad, ha dado una charla para explicar las actividades que lleva a cabo el equipo de Arqueolgía Experimental de la UAM, al que pertenece. Gracias a dichas actividades se ha podido observar los usos y las funciones de algunas de las herramientas de nuestros antepasados, pues como él mismo ha admitido, la experimentación no es el fin en sí mismo, sino un método para ampliar nuestros conocimientos, una premisa que nunca debemos olvidar.
Así pues, si queremos utilizar la Arqueología Experimental como un método didáctico o divulgativo, nunca debemos olvidar los objetivos previos a nuestras experimentaciones, pues sólo a través de la investigación que hagamos de nuestras experimentaciones o de la observación de los mismo usos en especies vivas, podremos ampliar los conocimientos sobre la vida y las costumbres del ser humano a lo largo de su evolución.
Lástima que el Dr. Baena tuviera que adaptarse a un tiempo tan limitado, pues si no hubiera sido así, seguramente no tendría que haber sintetizado tanto algunas de las partes de la conferencia. En cualquier caso, ha demostrado ser un buen conferenciante, no sólo por saber adaptarse a ese tiempo, sino porque ha mantenido una relación constante con su público haciéndo que éste forme una parte imprescindible de la charla.

Marta Bravo y Conchi Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada